Caso clínico: Dermatología Neo es un West Hightland White Terrier que a sus 5  años mostró el inicio de un procesos de dermatitits  seborreica que evolucionó de forma rápida y severa.  Esta enfermedad está relacionada con un problema en  las gándulas sebaceas y el estrato corneo de la piel  que empieza a multiplicar sus células de forma  descontrolada. Sólo quien ha tenido un animal con esta enfermedad  conoce lo tedioso que es el tratamiento convencional y  los pocos resultados que se obtienen. Tras pasar por  baños con champús antiseborreicos, corticoides,  antibióticos y ácidos grasos con escasos resultados,  se optó por un tratamiento alternativo.   Se inició un tratamiento con acupuntura y  oligoelementos, continuando con los ácidos grasos y  los baños (aunque más espaciados en el tiempo).  Los resultados fueron visibles en una semana. Su pecho se volvió a cubrir con pelo y recuperó su color normal. La grasa excesiva de la piel y su olor desagradable desapareció. El pelo y la piel de la zona inguinal, donde las lesiones  eran más severas, necesitaron algo más de tiempo en  recuperar su aspecto normal.